Usan maniquíes biónicos para vigilar las tiendas y evitar robos

Empresa italiano ha optado por innovar a la hora de vender maniquíes con cámaras en los ojos.

Usan maniquíes biónicos para vigilar las tiendas y evitar robos
Usan maniquíes biónicos para vigilar las tiendas y evitar robos

Periodista

Las tiendas y negocios invierten anualmente miles de dólares en cámaras, sistemas o agentes de seguridad para evitar robos que en muchos casos son estudiados con cautela por los ladrones y logran ser burlados.

Una empresa italiana ha innovado en la venta de maniquíes con cámaras en los ojos y un software de reconocimiento facial para crear perfiles de los clientes de una tienda.

Las cámaras de seguridad han probado ser los dispositivos más efectivos para detectar rápidamente a los malechores luego de un robo, pero este sistema promete además guardar un registro de género, edad y raza de los clientes o visitantes frecuentes a la tienda, para monitorear movimientos sospechosos.

Según reporta la agencia Bloomberg, cinco compañías del ámbito del lujo han comprado algunas unidades de maniquís creados por la firma italiana Almax Spa, por un costo de 4.000 euros (USD$5.130).

La idea de cámaras en los maniquíes se debe al foco de atención: ya que están más cerca a las personas y lucen las prendas o accesorios de las tiendas captan la mirada de las personas.

Estos maniquíes salieron a la venta en diciembre del año pasado y ahora se están usando en Europa y Estados Unidos, y según Bloomberg, no sólo ha servido para prevenir robos sino para conocer las tendencias de compra de hombres y mujeres.

Gracias a ellos una tienda descubrió que los hombres que compraban durante los dos primeros días de un periodo de descuento gastaban más que las mujeres. Otro comenzó a vender ropa de niños después de descubrir que muchos pequeños visitaban la tienda con sus padres en la tarde, y otro descubrió que recibía muchos clientes asiáticos después de las 4 pm, poniendo así anfitrionas que hablaran chino en la puerta a esa hora.

Comentarios

Por si te lo perdiste