Ubican en ruinas de Jicamarca restos de ingeniero asesinado hace tres años

Luis Balmelli Martínez iba a Cerro de Pasco en su camioneta cuando fue emboscado por 'Los Chosicanos'

Ubican en ruinas de Jicamarca restos de ingeniero asesinado hace tres años
Ubican en ruinas de Jicamarca restos de ingeniero asesinado hace tres años

Periodista

Misteriosa desaparición terminó en tragedia. Después de una larga búsqueda con la esperanza de hallarlo con vida, ayer se confirmó lo que todos temían. El ingeniero de minas Luis Balmelli Martínez (55), quien desapareció hace tres años y medio cuando viajaba a Cerro de Pasco, fue asesinado y enterrado por una banda de robacarros denominada Los chosicanos al oponerse al robo de su moderna camioneta.

Para conocer la verdad, la Policía detuvo a tres de los implicados y ayer encontró en las ruinas de Jicamarca, en Lurigancho-Chosica, los retos óseos enterrados que podrían pertenecer al empresario.

Sin descanso. Por varios meses, los familiares buscaron al ingeniero incansablemente e incluso durante todo este tiempo se barajó varias hipótesis de su desaparición. Una de ellas es que en el camino un huaico que se produjo en San Mateo arrasó con la camioneta y terminó por sepultarlo. Otra fue el secuestro y hasta que los pishtacos lo mataron.

Sin embargo, gracias a las pesquisas de los efectivos de la Divincri Cercado de Lima, al mando del comandante PNP Franco Moreno Panta, se conoció lo que realmente ocurrió con el ingeniero el 22 de junio del 2010, día en que desapareció.

Calin de vitarte. Hace unos meses, los detectives recibieron información confidencial desde el penal Castro Castro, donde un reo apodado Calin comentaba que él junto a los hampones Calin de Vitarte, Cholo Páucar, Chino Mapiento y Cabezón Miguel mataron al empresario que todos buscaban.

Uno de los efectivos se infiltró en el penal y después de varios meses identificó a Calin de Vitarte, como Carlos Enrique Vega Illesca (40) y lo detuvo el pasado miércoles en el Mercado de Santa Anita.

Junto a él también cayó Santiago Fernando Pichanaqui, quien pedía a la banda las camionetas para venderlas en la selva. Ambos negaron la participación en el hecho.

Entonces, los efectivos detuvieron a Magaly Garcia Moya, pareja de Calin cuando lo visitaba en el penal. Después de varias horas de interrogatorio, ella confesó el crimen y delató a todos los antes mencionados.

Sostuvo que Cabezón Miguel, quien está preso por homicidio, mató de un balazo en la cabeza al empresario saliendo de una cafetería en Corcona, en Huarochirí, y que al día siguiente lo llevaron a las ruinas para enterrarlo.

La mujer aseguró que se quedó en el carro y que los demás, entre ellos su pareja Calin entraron a las ruinas con el cuerpo y no sabe dónde lo enterraron.

Etiquetas

lima

Comentarios

Por si te lo perdiste