Tula: "No le quité el marido a Gisela"

Tula: "No le quité el marido a Gisela"
Tula: "No le quité el marido a Gisela"

Periodista

Tula Rodríguez y Magaly Medina frente a frente, una charla pocas veces imaginada, pero que finalmente se produjo en medio de la expectativa general. La crítica más dura de "la peludita" estaba dispuesta a decirle en su cara todo lo que pensaba de ella. Y así fue, una conversación sazonada con pullas, dardos certeros y duelos verbales inesperados, pero también al final de todo; un despedida con sabor a reconciliación. Y es que las lágrimas de Tula, que había aguantado, por casi toda la hora del programa, lograron ablandar el corazón de la Medina. Ante la pregunta de qué fue lo más doloroso que tuvo que soportar en estos últimos años, la Rodríguez se quebró confesando que la gente pensará que ella le había robado el marido a Gisela. "Sentirme señalada y que pensaran que me había metido en una relación fue algo muy doloroso. Además, estaba embarazada y con amenaza de aborto. Escuchar que tú y los medios decían que yo había destruido una pareja me hizo mucho daño. Y no sólo yo sufría, también mi familia, y te lo juro y Dios lo sabe, que mi relación con Javier empezó cuando él ya estaba separado de la señora Gisela". La ex vedette sorprendió al confesar que la "Señito" el año pasado se comunicó telefónicamente con Javier Carmona y le dijo que estuviera tranquilo, que no le guardaba ningún rencor porque era un hombre que había representado algo importante en su vida. "Y le agregó que tampoco tenía ningún problema conmigo", dijo la conductora de "Mega show", quien se atrevió a mostrar a la "Bocona" sus dos anillos de compromiso y le adelantó que de todas maneras habrá boda con Carmona este año. La conductora de "Mega show" defendió su derecho a enamorarse y embarasarse de un gerente. Le dijo a Magaly que no lo hizo para subir de estrato social, para "sentirse en las nubes, ni para agarrarlo", como ella piensa. "Me siento lo suficientemente mujer, hembra, para que se enamoren de mí. Fui vedette, pero ahora soy empresaria, tengo tres negocios, doy trabajo a cientos de personas y mantengo bien a mi familia. Por qué un gerente no se podría enamorar de mí?". La Rodríguez se defendió sin perder los papeles ante una Magaly que supo guardar la compostura y no se convirtió en una verduga. "Quiero también aclarar que con la familia de Javier llevamos una relación cordial, no es que nos vayamos a tomar un café todas los días, pero son gente buena y aceptan que tenga una relación conmigo".

Comentarios

Por si te lo perdiste