"SOY SERRANO Y A MUCHA HONRA"

Tongo sufrió discriminación racial, pero ahora las pitucas le gritan: 'hazme un hijo'

"SOY SERRANO 
Y A MUCHA 
HONRA"
"SOY SERRANO Y A MUCHA HONRA"

Periodista

Hoy me miro al espejo y me gusta lo que veo, aunque muchas personas tal vez opinen lo contrario. No soy perfecto, pero quién lo es. Tengo muchos defectos, como también hartas virtudes. Hoy quiero desnudarme tal como soy, sin caretas, sin figuretismo, sin chongazos, ni broncas con terceras personas. Hoy deseo y anhelo, de todo corazón, que la gente conozca a Abelardo Gutiérrez, un provinciano orgullosísimo de ser serrano. En los últimos días el racismo ha sido el tema de moda. Un pituquito ofendió el orgullo de una pareja de esposos que terminaron agrediendo físicamente al adolescente, hijo de Celine Aguirre y el gran Miki González. ¡Uy, si les contara cuántas veces me han discriminado me demoraría mucho tiempo! Infinidad de veces me han gritado serrano. Pero qué bonito suena, no lo creen? Sí, soy serrano a mucha honra porque nací en Huancayo; mi padre, en Huanta; mi madre, en Huancavelica. Saco mi pecho y lo inflo de orgullo cuando me discriman, porque soy huancaíno de pura cepa. En cambio, existen peruanos, como tú o yo, que dicen sentirse orgullosos de ser serranos, pero cuando un pituco se lo refriega en la cara se arañan. Por qué se amargan? No los entiendo. A mí me dicen serrano y salto de alegría, porque lo soy. De niño. Tuve una infancia batalladora; desde niño he sido ambulante, dormía en la calle, en el barro porque con mi mamá teníamos que amanecernos en el mercado Mayorista para comprar papa y cebolla. Esa vida me enseñó a defenderme, porque soy hijo único. No teníamos ni para comer, mi mamá preparaba papa con limón, y era mejor que un pollo a la brasa. De qué vale que tengas carne, pavo o lechón, todo en la mesa cuando la familia es desunida? Lo importante es la unión familiar, compartir con nuestra mamá y papá, conversar de cosas bonitas, aprender de nuestros errores y disfrutar con las personas que quieres. Cuando era chibolito también sufría discriminación por mi gordura. Por si fuera poco, mi madre me cortaba el pelo coco y me agarraban de punto. Eso me enseñó a ser hombrecito; peleaba con los grandes; a la fuerza me hicieron vivo. Me costó ganarme un nombre en la música. Cantaba, pero nunca ganaba plata, a pesar de eso no pensé en dejar la música. Hoy soy Tongo, un cantante famoso; canto en Asia, hazme un hijo me dicen. Me escuchan en los conos, en provincia y en el extranjero. Soy padre de siete hijos, tengo una hija en primer lugar en la universidad. ¡Qué más puedo pedir a la vida! Secreto de amor. Llevo 29 años de casado con Gladys, la madre de mis hijos. He salido del cerro; la hemos luchado para salir adelante. Ahora tenemos una casa en San Miguel. Como toda relación hemos tenido altos y bajos, pero seguimos juntos; no somos como Susy Díaz y Andy V. que terminaron separados al mes de casarse. Aquí les dejo mi secreto para que su matrimonio dure por muchos años. Tomen nota: Siempre en las mañanas llevo el desayuno a la cama a mi mujer; lavo los platos. Nos entendemos en todo sentido, así es el amor. Esta es mi verdadera historia, contada por mí mismo. Así soy yo, duele a quien le duela.

Etiquetas

Comentarios

Por si te lo perdiste