Shirley Cherres se confiesa: "Sufrí de anorexia y bulimia"

Shirley Cherres se confiesa: "Sufrí de anorexia y bulimia"
Shirley Cherres se confiesa: "Sufrí de anorexia y bulimia"

Periodista

Shirley Cherres en la actualidad ríe, disfruta, trabaja en lo que más le gusta y sueña en grande. Porque la vedette y animadora tiene dos razones para vivir: su familia y el gran deseo de convertirse algún día en madre. Sin embargo, hace tres años, la rubia sufrió un tremendo drama, que la llevó a llorar, desmayarse y sufrir a solas, hasta que se dio cuenta de que eso no le llevaba a ningún buen puerto. La sexy chalaca que apareció en el medio artístico como porrista de Sport Boys y brilló entre las demás chicas por su gracia, carisma y curvas de infarto, ahora se anima a contar su verdad porque está convencida de que ya superó todo lo que vivió. Aunque usted no lo crea, la exuberante rubia sufrió de anorexia-bulimia. Cuenta que se miraba al espejo y "no me gustaba para nada". En la búsqueda del cuerpo perfecto, Shirley empezó a adelgazar hasta llegar a pesar 48 kilos. "Yo mido 1.69 sin tacos, estaba muy por debajo de mi peso ideal, pero para mí, entre comillas, estaba bien". Llanto y desmayos. Pasaban los días, semanas, meses y "ya casi no comía nada durante el día, entre comillas me sentía bien porque me veía regia, pero estaba consciente de que no era feliz. La presión de la televisión es horrible, de por sí la pantalla te engorda 7 u 8 kilos. Me quería ver bien, entonces seguía con ese ritmo de vida. Lloraba mucho. Era terrible, vomitaba sin provocarlo. Me dio un cuadro de anemia. Estaba débil, sufría de desmayos constantes, felizmente se presentaban en mi casa, hasta que un día mi mamá me llevó a la clínica porque estaba mal", recuerda. Confiesa que la presión de bajar de peso no era a causa de un problema amoroso, ni familiar, simplemente quería verse flaca. "Lo mío era el peso. Me paraba frente al espejo y me obsesioné con la figura. Lo superé con ayuda sicológica, luego empecé a subir. Hace poco pesaba 75 kilos, decidí bajar de peso progresivamente y llegué al consultorio del doctor Virgilio Cuadros. Me evaluó, realizó todo tipo de análisis y ahora peso 57 kilos. Me siento bien, regia, pero quiero bajar a 54 kilos por un asunto de la pantalla", añade la Cherres. Puro fuego. Se ha convertido en una de las mujeres más deseadas de la farándula. No existe hombre que desvíe su mirada cuando la ve caminar con esa sensual anatomía que derritió al 'rey de los vinos', Ruggero Poblete, y al actor Renato Rossini. "Soy una mujer ardiente, tengo energías acumuladas que explotan de vez en cuando. No me puedo quejar, he tenido buenos amantes, siempre la paso bien (risas). Si por mí fuera haría el amor todos los días". Jura que está solterita, pero tiene un amigo cariñoso que la 'calienta' por las noches. "Hace diez días estamos saliendo, me engríe mucho. Por si acaso estoy haciendo casting, el hombre ideal para mí tiene que ser trabajador, inteligente, educado, amoroso, romántico, chapado a la antigua y f-i-e-l, por favor". Confirma que ya quiere convertirse en madre. "Me muero por cambiar pañales, eso sí cuando tenga una hija me alejaré definitivamente del medio artístico". Mientras halla a su príncipe azul, el que se convierta en el padre de sus hijos, Shirley está abocada a sus estudios de joyería. "Uno de mis otros sueños es abrir una empresa de joyas". Y estamos seguros que lo logrará.

Etiquetas

Shirley Cherres

Comentarios

Por si te lo perdiste