Pedro Suárez Vértiz pasó el peor momento de su vida

Rockero nacional lo cuenta todo en su libro autobiográfico 'Yo, Pedro' y pide que no se burlen del problema que padece.

Pedro Suárez Vértiz pasó el peor momento de su vida
Pedro Suárez Vértiz pasó el peor momento de su vida

Periodista

Dos años y medio después de enterarse de qué padecía, el rockero nacional Pedro Suárez-Vértiz decidió contarle a sus seguidores el problema que tiene para vocalizar bien (disartría) en un libro muy personal y conmovedor que esta noche presenta en la XVIII Feria Internacional de Libro de Lima.

Yo, Pedro, que representa el debut del exitoso cantautor peruano como escritor, contiene, además, una serie de reflexiones acerca de la vida y anécdotas que, tal vez, nunca pensó vivir durante sus viajes al extranjero.

Lamenta reportajes morbosos. Con un lenguaje ágil, el músico de 45 años también lamentó que le haya tocado vivir esta etapa de su vida en el auge de su carrera musical y señaló que "no era justo" que en varios reportajes televisivos se hayan obsesionado con enfocar su "falla física" para satisfacer el morbo de la gente.

"No era justo que una carrera musical tan extensamente difundida en medios, como las webs, fuera empapada por morbosas notas esparcidas en YouTube, redes sociales y portales de programas televisivos hablando o mostrándome con fallas físicas.

En ese momento decidí no alimentar ese inevitable fenómeno y detuve toda presentación por el bien de mi imagen, de mi música y, principalmente, por el bien de mi salud", explica el artista en un pasaje de su libro.

Se hizo pruebas de todo tipo. "Debido a que no salgo a declarar, los reportajes en los medios donde se especula sobre mi estado de salud resultan demoledores a nivel anímico para mí", cuenta Pedro antes de narrar que se había sometido a todo tipo de pruebas para saber qué tenía, pero que recién se enteró con la última de ellas (electromiografía).

"En esa prueba se halló el problema en su etapa más incipiente", puntualizó. "El médico me informó todo en la siguiente cita y me dijo que ninguna de las enfermedades neuromusculares tiene cura (...).

Esa misma tarde debía cantar en el estudio y con mi esposa (Cynthia Martínez) partimos a grabar. Yo estaba en shock.

Le dije al doctor antes de salir: Me voy a morir?, y me contestó: No sé de qué morirás algún día. Inteligente respuesta", recordó.

Asume feliz el mal momento.
Sin embargo, Pedro Suárez-Vértiz aseguró que "la incertidumbre de cuánto podía empeorar o qué otras zonas de mi cuerpo podían afectarme nunca me importó".

"Ha sido la etapa más difícil de mi vida. No por las molestias de mi problema en mi vida diaria. No culpo a la prensa de nada porque esta vez mi susceptibilidad me hacía ver todo de una manera atroz. Fue una pesadilla ver señoras en la calle tomándome del rostro y tratándome con lástima como si fuera un vagabundo", continuó su relato.

"Yo estaba preparado para todo, menos para un problema muscular que se manifestaba en el habla; jamás lo imaginé. Tomé seguros para todo, accidentes, infecciones, muerte, pero no para esto. No estaba preparado, pero asumí el reto y tomé la decisión de no darle ni media vuelta más. Nunca me di lástima, nunca derramé una sola lágrima. Simplemente me lo eché al hombro y me dispuse a que nada inmutara mi felicidad de tantos años", reflexionó el intérprete de Cuando pienses en volver.

"Esas son las novedades que me trae la vida y que debo asumir para convivir con ellas sin que se vuelva un martirio", concluyó el rockero en su libro.

Comentarios

Por si te lo perdiste