Kike niega ser pegalón

cómico asegura que solo discutió con madre de su hija y "no me drogo"

Kike niega 
ser pegalón
Kike niega ser pegalón

Periodista

El comediante Kike Suero desmintió haber agredido a su pareja, la exbailarina Geraldine Daphne Quezada (21), en la habitación 304 del hotel Star de Oro en el distrito de San Martín de Porres, a donde ambos llegaron después de haber estado tomando en un karaoke. Se especula que el cómico agredió a la madre de su hija estando en estado de ebriedad y con aparente estado de haber consumido sustancias tóxicas. "Lo juro ante Dios y el Señor que nunca pegué a Geraldine. Que vean si es que tiene algún moretón. Ha salido un titular (en un diario) de que Kike Suero se droga y masacra a esposa. Yo sé que he cometido errores y excesos en mi vida. Antes que conozca a Geraldine mi vida no era un caos, pero era una vida que no estaba bien ordenada. Ya tenemos dos años de pareja y todo está bien entre nosotros. Discutieron. Lo que pasó en realidad es que nos fuimos a un karaoke y nos tomamos unas copitas de vino, nada más. Yo sé que cuando el río suena es porque piedras trae, pero muchas veces las piedras se vuelven rocas grandes. Tuve la suerte de crecer en un hogar constituido. Somos ocho hermanos, que hemos sido criados con educación y valores", explicó Suero en el programa 'Al Aire', donde reveló haber golpeado a una expareja hace doce años. "Hace doce años no le pegué, pero le tiré una cachetada a una mujer. Desde ahí me sentí tan poca cosa y un insecto. Mis padres siempre me inculcaron cosas buenas. No entiendo por qué la gente dice que me drogo. Si gustan que me hagan un examen toxicológico". Saca cara por Kike. Asimismo, la pareja del comediante, Geraldine Daphne, descartó haber sido agredida por Kike Suero. "He venido al programa, porque quiero decir mi verdad. No sé de dónde sacaron eso (que había sido agredida). A mí no me han tocado un pelo. Tuvimos un incidente, pero no pasó nada más", declaró.

Etiquetas

Comentarios

Por si te lo perdiste