Gisela Valcárcel a través de los años

Rubia ha hecho historia en la televisión y al cumplir 48 años está más rica que cualquiera

Gisela Valcárcel a través de los años
Gisela Valcárcel a través de los años

Periodista

El único cumpleaños que despierta atención en Chollywood es el de Gisela Valcárcel. Desde que cumplió los temidos 40, la rubia es el mejor ejemplo de que la base cuatro no es sinónimo de vejez para las mujeres, sino una segunda juventud. Mientras que algunas tratan de hacer enfásis en los 48 años que la Valcárcel celebrará este miércoles (léase Tula Rodríguez al señalar que le desea "feliz cumpleaños"), la animadora demuestra que con disciplina y una buena dieta el tiempo ni se siente. Sonia Mercedes Gisela Valcárcel Álvarez nació el 26 de enero de 1963, es hija de Jorge Valcárcel Velasco y Teresa Álvarez. Su infancia y adolescencia las vivió en un sencillo hogar en La Victoria. Estudió en el colegio Teresa Gonzales de Fanning. A los 17 años se convirtió en madre soltera y tuvo a su hija Ethel. Buscando cómo salir adelante, consiguió trabajo como secretaria y en las noches trabajaba como bailarina de café teatro. Debutó en la TV con la revista musical 'A toda máquina', luego en el programa 'Te mato Fortunato' y 'Risas y salsa'. 1987 Panamericana Televisión le da el programa diario 'Aló Gisela', que logra 40 puntos de rating, un récord histórico después de 'Simplemente María'. El look de sus inicios dejó en evidencia que le faltaba mucho para ser una diva. 1990: Se convirtió en una animadora cuajada. Su vestuario era exclusivo de la boutique Norka, el rubio ya no era de tinte barato. Su vida se volvió un libro abierto luego de su romance con Carlos Vidal. La Señito se sometió a la mano de los especialistas de la belleza quienes lograron con éxito el corte de pelo pegado característico de los 90's. 1995: Convertida en toda una estrella y diva, Gise sorprende al casarse con el entonces capitán de Universitario de Deportes, Roberto Martínez. La boda acaparó los titulares y fue emitida en la televisión alcanzando 50 puntos de rating, con picos de 80 puntos. Aunque se había casado con un hombre menor la rubia prefería los moños y las trenzas francesas. 1998: Después de dos años, la pareja Martínez-Valcárcel se divorcia. Este fue el peor año de la animadora porque su programa en Red Global hizo 6 puntos de rating y Magaly Medina la bautizó como 'la seis puntos'. La conductora estaba subidita de peso y con un corte mediano como para disimular los cachetes. 1999: Entabló un juicio a Magaly Medina por difamación, ya que la periodista afirmó que ella consumía drogas. En el juicio, la animadora ganó y Medina fue sentenciada a tres años de prisión condicional. La Valcárcel se dejo hacer un cerquillo y se mantuvo con el corte a media altura. 2001: Se desató un escándalo político con un vladivideo en el que se le ve con Vladimiro Montesinos en la sala del SIN. Sin embargo Gisela no le dio mucha importancia y más bien experimentó con su look. Se atrevió a colocarse extensiones y ajugar con el estilo Moulin Rouge. 2005: Inició la conducción del programa 'Siempre Gisela', sin embargo no tuvo tanta audiencia. Luego de siete semanas al aire se canceló el espacio y ella se despidió de la TV. Todos la recordaron con el corte que hasta hoy mantiene: raya al costado y cepillado. 2008: Luego de tres años fuera de la TV, compra los derechos del formato 'Bailando por un sueño', con el que regresó por la puerta grande con cifras de 40 puntos de rating en Pantel. De ahí la historia ya es conocida, se pasó a América TV en 2009 y se va por el tercer año en el canal de Santa Beatriz. 2010: La animadora más exitosa de la televisión peruana se aventuró a sacar su propio reality dejando así la franquicia mexicana 'Bailando por un sueño'. El corte en degradé y con iluminación le dieron el toque 'aparishente'. "Se le ve bien desde el punto de vista físico. Lo único que le haría sería ponerle botox para las arrugas en la frente, patas de gallo, cuello, en la cola de las cejas para que se vean más levantaditas... En la cara le recomendaría que se ponga células ricas en proteínas para hacer que el colágeno recupere su textura... En lo que respecta a su cuerpo no le realizaría ningún retoque porque a su edad está divina". Francisco Astocóndor

Etiquetas

Gisela Valcarcel

Comentarios

Por si te lo perdiste