Eva María Abad se salvó del infierno del vicio

Periodista

Informe: Diego Espinoza daespinoza@epensa.com.pe Nuestra farándula no es ajena a la muerte de los veintisiete internos del centro de rehabilitación 'Cristo es amor'. Eva María Abad vivió en carne propia el mundo de las drogas y alcohol. Ella lamentó la desgracia de los internos y pidió más preocupación de las autoridades para que no se repita la desgracia. Es una tragedia "No conocía a ninguno de los fallecidos en el incendio. Esa clínica es clandestina. Es diferente el centro donde me curo, tienen permisos de defensa civil y sanidad", señaló Eva María. "Hay muchos lugares improvisados. El Gobierno tiene que detener este modo tan grave de lucrar con la enfermedad de los pacientes". Dos años sin nada "Ya tengo dos años de limpieza. Me siento bien cumpliendo el programa. Es una enfermedad que sufriré toda la vida, es un reto. Mi familia está siempre a mi lado", comentó. "Yo recaí luego de los cinco meses; no era consciente. He vuelto y mi vida ha cambiado. Estoy feliz".

Comentarios

Por si te lo perdiste