De vuelta al barrio

Ajá juntó a los protagonistas de la exitosa 'qué buena raza' diez años después y cuentan anécdotas de la telenovela

De vuelta al barrio
De vuelta al barrio

Periodista

Corría el año 2002, una telenovela romántica, divertida, fresca y con un gran elenco se apoderaba con fuerza de nuestra televisión. Es que la historia de amor de la pituquita Fiorella Prado Velaochaga y el humilde provinciano Valentín Condori cautivó a todo el país, convirtiendo a ¡Qué buena raza! en la favorita de los televidentes, porque tocaba temas relevantes como el racismo, la discriminación y el fujimontesinismo, entre otros. Después de 10 años, juntamos a los protagonistas Milene Vásquez y GerardoZamora y recorrimos con ellos el barrio Marqués Villegas, llamado así en la ficción, ubicado en Salamanca. Los actores y buenos amigos fueron reconocidos inmediatamente por los vecinos, los llamaban Fiorella y Valentín. Felices agradecían dicho gesto con una sonrisa y un saludo. El barrio sin duda había cambiado, pero de igual manera reconocían dónde quedaban cada una de las casas de las historias. Reían con las anécdotas vividas en esta novela que fue un boom televisivo. Antes de que Gerardo se quede como el protagonista besé a varios (risas), al final quedaron entre Edwin Vásquez y Gerardo. Michel (Gómez, productor general) me preguntaba quién podría ser y era horrible decidir, luego me bajaron un billete y decidí (risas), bromea la bella Milene. Gerardo tiene un ángel que cautiva, muy pocos actores nacen con eso que se llama estrella, agregó. Arrasó en rating. La novela registraba altos puntos de sintonía y no bajaban de 20 puntos, recordaron. La escena del primer beso hizo más de 30 puntos. Ese día estábamos muy nerviosos. Yo te abrazaba y temblaba, contó Zamora. Sí, te daba la tembladora, ¡te sudaban las manos! Y yo, normal o me reía? Dilo ahora después de 10 años (risas), dijo ella. No, normal, respondió él. Mi familia era un chiste.Carlos Cano era un loco, Marisol Aguirre era mi mamá, estaba en otro planeta. Mi abuela Herta Cárdenas, Laszlo... Todos eran muy divertidos. Carlos y Laszlo crearon el plan capcho, capemos al cholo (risas), mencionó la recordada Fiorella. No paran de reír recordando cada una de las escenas. Cómo fue la primera noche juntos?, pregunto. Fue en un estudio chiquitito. Había mucha tensión, nos poníamos un almohada en medio para evitar situaciones inesperadas. Una vez pasó porque de verdad me desconcentré. Estoy nervioso, grité (risas). Es incómodo porque no solo te dejas llevar, es encontrar la ubicación perfecta para la cámara, soltó Gerardo. La ficción no superó la realidad. La mayoría de protagonistas terminan enamorándose, este no fue el caso de los actores. Yo ya estaba enamorada, tenía 2 años de novia con el que ahora es mi esposo, aseguró Milene. Claro que es linda, yo nunca había estado con una chica tan hermosa. Grabábamos todo el tiempo; el público siempre especula, en algún momento deslizaron la posibilidad, la gente alucina, pero nunca pasó, añadió el actor. Hablan del racismo. Aunque han pasado 10 años de la telenovela, consideran que el racismo es un tema presente en nuestro país; sin embargo, creen que se ha reducido considerablemente. No quiero dar nombres específicos, pero hay gente conocida que ataca. Es que somos un país heterogéneo, no pasa como en otros países donde en la población todos son iguales. Existe discriminación porque somos diferentes. La gente joven no cae en esa tara, la gente mayor es la que no se liberará, cada vez es menos, afirmaron. Sobre el caso de la Miss PerúCindy Mejía y sus comentarios homofóbicos, dijeron queno tuvo ninguna mala intención, es joven y no estuvo bien asesorada, se fue de boca, ahí nos damos cuenta que faltó preparación. Se le ha hecho un cargamontón sin sentido, los que exigen tolerancia son los más intolerantes. Al final de la nota, los vecinos pedían que graben la segunda parte de la telenovela, y ellos confesaron que les gustaría volver a trabajar juntos.

Etiquetas

Comentarios

Por si te lo perdiste