Abuelita licuadora en lima

Sarah Paddy Jones tiene 76 años pero baila salsa como si fuera chibola de 20

Abuelita licuadora en lima
Abuelita licuadora en lima

Periodista

'La abuela de la salsa acrobática' o 'la Susan Boyle made in Spain'. Así es como llaman a Sarah Patricia Jones, mejor conocida como Sarah Paddy Jones, quien a sus 76 años de edad la rompe en la pista de baile como si fuera una chibolita. Es británica, tiene siete nietos, baila salsa acrobática y desde que se presentó en la final del concurso español del canal Telecinco 'Tú sí que vales', la fama de esta anciana cruzó las fronteras de su país y de Internet, siendo sus vídeos una gran atracción en el YouTube. De visita en el Perú. Ganadora del Récord Guinness por bailar salsa y participante del show 'Bailando 2010' de Marcelo Tinelli, Paddy Jones se encuentra en Lima para dar inicio al Primer Congreso Mundial de Salsa y ya está causando sensación en diversos programas de televisión. "Siempre quise visitar el Perú hace mucho tiempo. Ya conocía la ciudad por un libro de antropología que tenía", indicó emocionada la abuelita al programa 'Amor, amor, amor'. Nada de vieja. "Muchos a mi edad, cuando se hacen mayores, están viendo televisión en casa pero yo decidí bailar y mover el esqueleto. Es la mejor forma de pasarla y llevar una vida sana", señaló Jones, que radica en España desde hace varios años y afirma tajante: "Mi edad se encuentra en mi alma". "Amo la música, cuando escucho alguna canción quiero entrar a la pista de baile a moverme. Llegué a España con la intención de bailar flamenco, pero quedé encantada por la salsa, desde entonces no paro de bailar salsa. Aunque también bailé reggaetón y hip hop en el programa de Tinelli, pero es diferente, yo prefiero los ritmos latinos y el chachachá", comentó Jones en el espacio de Frecuencia Latina. Bailarina clásica. Paddy Jones nació en Inglaterra, se inició en el ballet a los 2 años y lo practicó hasta los 20, cuando decide casarse. Al enviudar y después de 47 años decide afincarse en España y refugiarse en su segundo amor: la danza. Es así que llegó a la academia de Nicko, su pareja de salsa, y este ritmo la ayudó a superar la pérdida de su esposo. "Ella entra para experimentar en el arte flamenco y termina bailando salsa. Vi que había algo diferente en ella y se me ocurrió montar un show para fin de curso. Cuando bailaba supe que se podía hacer un show profesional y luego conocimos a Luis Zegarra (productor del evento de salsa), que nos trajo a Lima", explicó Nicko. Gracias al talento y energía que irradia en el escenario, el caso de la abuelita Paddy Jones ha servido de ejemplo para muchos jóvenes en el mundo. Ojalá que en el Perú también sirva de experiencia para los que se sienten viejos y derrotados cuando aún no llegan ni a los 60.

Etiquetas

Comentarios

Por si te lo perdiste